La importancia de la Ciberseguridad

Vivimos en una sociedad cada vez más conectada, las personas, las organizaciones, los gobiernos y ahora también las cosas, estamos permanentemente conectados a internet. El correo electrónico, las redes sociales, YouTube, Twitter, LinkedIn, etc. forman parte de nuestras vidas y se han convertido en indispensables.

Esa dependencia y las ganas de compartir nuestro día a día, con la familia, amigos y desconocidos (también llamados por la mayoría followers o contactos) abre una puerta hacia nuestro yo digital. Un yo digital que no conoce de países ni de fronteras, una vez en internet todos somos iguales, cadenas de ceros y unos. Y en el que es muy fácil dejar la puerta abierta a todo tipo de amenazas, ocultas muchas veces bajo la apariencia de una simple app (un juego, que nos hará pasar un buen rato, una utilidad que nos hará la vida más fácil), un inocente correo electrónico de nuestro mejor amigo en el que nos envía un vídeo de gatitos o simplemente navegando por internet y haciendo clic en un recuadro que nos dice que se ha detectado un virus en nuestro equipo y que hagamos clic para desinfectarlo, o un simple USB que nos encontramos en el suelo o nos pasa un conocido y lo pinchamos para ver que contiene, etc.

De hecho, según un estudio encargado por Google el año 2019 [1], el 99,8% del tejido empresarial español no se considera un objetivo atractivo para un ciberataque. Esto significa que la mayoría de Pymes tienen la percepción de que la ciberseguridad es una cosa de las películas, de las grandes empresas, bancos y gobiernos, y consideran que eso no les puede pasar a ellos. Total, ¿cómo va a querer alguien atacar a mi empresa?

La respuesta a esta pregunta posiblemente sorprenda a más de uno, efectivamente lo más probable es que no haya ningún ciberdelincuente que vaya a realizar un ataque externo de manera intencionada. (-Ya lo decía yo, que no necesitaba nada de ciberseguridad.)

Aunque lo que seguramente le sorprenda más, es que más del 80% de los ataques tienen como origen un empleado de la propia empresa, ya sea de manera accidental e involuntaria, o bien de manera intencionada por parte de empleados descontentos o ambiciosos.

De hecho, casi todos los ciberataques aprovechan en las primeras fases del ataque el factor humano para recoger información sobre el objetivo, robar credenciales o instalar algún tipo de malware.

El 80 % de los ataques a la Pymes tienen como origen un trabajador de la propia empresa.

Consulte nuestra oferta formativa en ciberseguridad

Cursos de concienciación en ciberseguridad, Formación In-company y Online en directo, Formación en ciberseguridad Industrial OT, Formación avanzada en ciberseguridad.